Ciudades y Distritos del Perú /Registro » Divorcio Unilateral: ¿es posible?

El Divorcio hace referencia a un término de transición con total intención de obtener el cese definitivo de un compromiso o acuerdo, como lo es el de disolver un matrimonio constituido en base a la legalidad. Dentro de las formas más tradicionales, se involucra el acuerdo bilateral sustentado en la conciliación de ambas partes, pero existen otras situaciones en las que es necesario conocer todas sus variantes, como en este caso, el divorcio unilateral, o también conocido como divorcio por causal.



Divorcio Unilateral en Perú


¿Qué es el divorcio unilateral?


Podríamos referirnos a un Divorcio Unilateral como una solicitud de intención por parte de uno de los cónyuges para dar por finalizado el acuerdo nupcial. Sin embargo, no es un procedimiento que pueda ser tratado con ligereza, ya que para ser solicitado es requisito indispensable agotar primero todas las posibilidades de un "mutuo acuerdo" entre las partes. Esta herramienta legal debe ser correctamente validada para demostrar su autenticidad y, únicamente, cuando el diálogo no es más una opción a disposición entre los involucrados.


¿Existe alguna ley sobre el "divorcio unilateral"?


Si bien en nuestro país no existe una ley que permita realizar el trámite por solicitud directa de solo uno de los cónyuges, lo que sí existe es la opción de un Divorcio Contencioso. Esta vía ofrece a una de las partes realizar el trámite a pesar de existir algún tipo de desacuerdo por parte de la otra, siempre y cuando se cumpla alguno de los requisitos fundamentales que demuestre la existencia de alguna causal genuina que haga imposible la vida en común de la pareja y que comprenda alguno de los motivos presentados a continuación:


Causales o motivos de Divorcio Contencioso:


  • Adulterio.

  • Violencia física o psicológica.

  • Atentar contra la vida del cónyuge.

  • Injuria grave que haga imposible la vida en común.

  • Abandono injustificado del hogar conyugal por más de dos años, continuos o acumulados.

  • Conducta deshonrosa que haga insoportable la vida en común.

  • Uso habitual de drogas u otras sustancias que generen toxicomanía (excepto en caso de tratamiento por enfermedades mentales o contagiosas).

  • Enfermedad grave de transmisión sexual contraída después del matrimonio.

  • Homosexualidad no conocida antes del matrimonio de uno de los integrantes de la pareja.

  • Condena privativa de la libertad mayor a 2 años por delito doloso, impuesta después del matrimonio.

  • Imposibilidad de vida en común probada en un proceso judicial.

  • Separación de hecho de 2 años o más, excepto si hubiese hijos menores de edad.


Una vez verificada la causal de divorcio, se debe recurrir al Poder Judicial para iniciar la solicitud formal. La demanda de divorcio contencioso deberá contener descripción explícita y detallada sobre los hechos, con el principal objetivo de generar claro entendimiento sobre las razones expuestas para el juez que tendrá a cargo su revisión y aprobación. El resultado final de dicha solicitud queda condicionado a su revisión y a su posterior evaluación bajo el criterio de la autoridad competente, basándose en el testimonio de la parte demandante.

Cabe recalcar que de una correcta formulación de dichos testimonios van a depender no solo la aprobación de la solicitud inicial presentada, sino también la reducción del tiempo y costo de esta etapa del proceso formal iniciado.


¿Cuál es el costo de este trámite?


El costo de este trámite administrativo va desde los S/. 200, mientras que el costo mínimo de pago a un abogado es de alrededor de los S/. 5000 como promedio general, debido a que el proceso suele tardar de 1 a 2 años, requiriendo particular atención y seguimiento del mismo durante su preparación, desarrollo y finalización.



Divorcio Unilateral en Perú


Ahora ya sabes


Cabe resaltar que, a la fecha, no existen indicios suficientes que contemplen la posibilidad de obtener el divorcio de carácter unilateralen su totalidad, mientras que el divorcio contencioso lidera el abanico de alternativas legales a disposición.